domingo, 28 de octubre de 2018

Todos los hombres de Cañada Grande: el empresario

El empresario Agustín Ernesto Furgiuele y el ex jefe de la Policía Julio César Suárez. Furgiuele es el director de la empresa autorizada por el Gobierno Provincial para operar la Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos de Cañada Grande.

por Cristian Basualdo

Un accidente automovilístico enlutó a Calamuchita el 19 de abril de 2018, cuando un automóvil modelo Volvo C30 colisionó en la ruta 5 a la altura de Villa Ciudad Parque con otro modelo Renault 9, conducido por una mujer que viajaba acompañada de sus hijas mellizas de 8 años. Las imágenes de los vehículos destrozados, emitidas por El Sauce TV, muestran la violencia del impacto en el que dejó de existir una de las niñas, Azul Píccoli.

Para la Justicia se trataría de un triple choque, un tercer vehículo modelo Audi A5, se habría dado a la fuga luego de una mala maniobra de adelantamiento que provocó la tragedia. En los meses posteriores la Justicia dispuso una serie de medidas para dar con el paradero del conductor, que desencadenaron una crisis política en los más altos niveles del Gobierno Provincial, cuando el 13 de julio de 2018, el exjefe de la Policía, Julio César Suárez, quedó detenido tras un allanamiento en su domicilio de Villa Rumipal (1), por tenencia ilegal de armas de guerra. Suárez es el titular del Audi A5, que habría vendido sin realizar la transferencia.

Simultáneamente se realizó un allanamiento en el domicilio del empresario Agustín Ernesto Furgiuele, de 61 años, en Villa General Belgrano, en el cual se encontró la documentación del Audi A5. La Justicia cree que el empresario habría conducido dicho vehículo, y por eso fue imputado de homicidio culposo y lesiones culposas en concurso real. Furgiuele se abstuvo de declarar y no arrimó ningún tipo de colaboración, el Audi A5 fue hallado unos 5 meses después del siniestro vial, en un domicilio de Buenos Aires donde habría estado oculto.

Esta noticia policial es también una noticia ambiental, porque Agustín Ernesto Furgiuele es el director de la empresa Furgiagro SA, autorizada por el Gobierno Provincial para operar la Planta Regional de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos de Calamuchita, ubicada en Cañada Grande. El lector que quiera chequear el dato puede hacer clic aquí para consultar la Resolución N.º 540 del año 2010, que autorizó el emprendimento; y quien piense que se trata de un acto administrativo antigüo, pueden hacer clic aquí para acceder a una nota emitida el 9 de abril de 2018 por el secretario de Ambiente y Cambio Climático Provincial, doctor Javier Britch, que confirma la validez de la citada resolución.

Furgiuele, Furgiagro y la Planta de Cañada Grande

Haciendo un poco de historia, Furgiagro SA apareció por primera vez en un edicto del Boletín Oficial de la República Argentina del 24 de julio de 2008, con Agustín Ernesto Furgiuele como director, acompañado de 2 accionistas: Sara Inés Massa, una jubilada que por entonces tenía 79 años, y Ana Gabriela Furgiuele, que tenía 21 años. Unos 3 meses después de formada, la empresa presentó el Aviso de Proyecto de un vertedero controlado ante la Secretaria de Ambiente Provincial (2). Con ese fin Furgiuele había alquilado un campo, generando dudas el hecho que un privado realice una inversión sin tener el negocio cerrado, "por que soy así" fue la respuesta del empresario a tales dudas.
Detalle de la Resolución N° 540/2010 que autoriza al empresario Furgiuele a operar la Planta de Cañada Grande. La mayoría de las obligaciones que figuran en el documento fueron incumplidas.

Por esos días el legislador por Calamuchita, Carlos Alesandri, manifestó a La Voz del Interior que tenían “una determinación a través de la Comunidad Regional Calamuchita; hay un predio que está en una zona gris, que no pertenece a San Ignacio, que es una cantera que ya no está en actividad”; y agregó que si bien aún no estaba el informe definitivo de Ambiente de la Provincia, las informaciones preliminares indicarían que el sitio reuniría las condiciones para este fin. Como veremos más adelante los informes preliminares habían indicado todo lo contrario.

Unos 2 años después Alesandri cambió un poco la versión al decir, durante la sesión de la Legislatura que aprobó la expropiación del predio, que "vino al seno de la comunidad regional -no a este legislador- una propuesta de una empresa que había alquilado un campo para extraer arena, para ponerlo a disposición de la Comunidad Regional" (3). Mientras tanto, Furgiuele se paseaba por las radios locales apelando a la geografía imaginaria, para afirmar que Cañada Grande es un lugar clave para acopiar la basura de Calamuchita.

Del correspondiente expediente administrativo podemos obtener lo cierto y verdad: en el Aviso de Proyecto se encuentra una Evaluación primaria de aptitud, realizada por la empresa SIMA (4), y entre sus conclusiones se advierten las distancias a los centros de generación como insalvables, riesgo potencial de contaminación de las aguas de escurrimiento o napas profundas, e indica profundizar los estudios cuando se halla propuestos al menos 2 sitios alternativos. En el posterior Estudio de Impacto Ambiental no se realizaron estudios económicos de ningún tipo; para tener un idea de la improvisación basta señalar un cuadro que indica la generación de residuos por localidad, donde figuran tan solo 20 de los 24 municipios y comunas que componen la denominada Región Limpia Calamuchita; se omitieron Las Caleras, Los Molinos, Lutti y Río de los Sauces (5), tampoco se consideraron parajes tales como Atos Pampa. Con el paso de los años, la Comunidad Regional Calamuchita intentó instalar un basural en dicho lugar, usando el eufemismo de “depósito de residuos de transferencia”.

Como el camino rural desde la ruta N.º 5 hasta el vertedero se torna intransitable con las lluvias, se incluyó en el expediente un compromiso de mantenerlo "a partir del momento de construcción de la planta y luego su puesta en marcha hasta que cese en su actividad la misma", firmado por el presidente del Consorcio Caminero La Cumbrecita, que a la sazón era el mismo Furgiuele actuando en ambos lados del mostrador. El lector que quiera chequear el dato puede hacer clic aquí para acceder al documento. Como veremos más adelante, el empresario renegará de este compromiso.

En 2010 el Defensor del Pueblo de la Nación exhortó a cambiar el lugar de emplazamiento del vertedero por tratarse de un lugar inundable; y en 2012 la Justicia ordenó el inmediato cese de actividades por incumplimiento de la Ley N.º 25.675, Ley General de Ambiente. Pero nada detuvo a Furgiuele, que terminó recibiendo del Gobierno Provincial más de 20 millones de pesos (unos 6 millones de dólares al tipo de cambio de ese entonces) del Plan del Fuego (6). Los ecosistemas de Calamuchita sufrieron el desvío de fondos, cuando en 2013 los incendios arrasaron 63.400 hectáreas, el 13,5 % del departamento, 35 cuarteles de bomberos no habían recibido ninguna transferencia durante 2013 (7), el jefe del cuartel de Villa Yacanto, dijo que hacía dos años que no les llegaba indumentaria.

El realismo mágico de Cañada Grande

En 2013, a poco de iniciadas las operaciones de la planta y con la cava hecha un desmadre, Furgiuele puso los pies en polvorosa, dando la prueba más contundente de la inviabilidad económica del proyecto. El empresario se fue sin cumplir la citada Resolución N.º 540, que lo obligaba a “acreditar propiedad del dominio donde se radicará la Planta de Tratamiento de Residuos proyectada, previo a la ejecución de las obras”.

El realismo mágico de Cañada Grande. Un embotellamiento de camiones de basura en un solitario rincón de las Sierras Chicas, el martes 29 de marzo de 2016. Calamuchita deposita diariamente decenas de toneladas de basura en un predio privado. Foto: La Voz del Interior.

El Estado Provincial no pagó la expropiación del predio, y la Comunidad Regional Calamuchita tampoco cumplió con la obligación de “contemplar un radio de exclusión de asentamientos incompatibles con la actividad de la Planta de Tratamiento de Residuos, de un mínimo de dos (2) kilómetros, previo al inicio de las operaciones” (Resolución N°.º 540, Artículo 1, Inciso b).

Los padecimientos derivados de colindar con una montaña de basura, sumados a las penurias económicas, empujaron a los dueños del predio, la familia Medina Trincheri, a bloquear el acceso a la planta la madrugada del 29 de marzo de 2016. Así se produjo un inusual embotellamiento de camiones de basura en un solitario rincón de las Sierras Chicas, con esta escena, propia del realismo mágico latinoamericano, la planta de Cañada Grande fue noticia otra vez en La Voz del Interior.

En aquellos meses de mediados de 2016, Furgiuele realizó declaraciones radiales en su carácter de presidente del Consorcio Caminero de La Cumbrecita, quejándose por "el acceso a la planta de tratamiento de residuos, también es un camino nuestro, pero que ya estamos pidiendo a Vialidad que nos lo saque, porque no tiene sentido llevar la máquina".

Para terminar y a manera de conclusión, o Agustín Ernesto Furgiuele es el empresario con más suerte del mundo, porque alquiló un campo vecino a su extracción de árdidos, y después los estudios determinaron que era adecuado para depositar basura, justo cuando el Gobierno Provincial se disponía a dilapidar recursos en un vertedero regional; o su intervención estuvo destinada a darle un barniz de emprendimiento privado a una decisión tomada desde dicho Gobierno; le dejo al lector que saque sus propias conclusiones.

Referencias:
  1. “Al sólo efecto de proceder al secuestro de un vehículo marca Audi A5, de color blanco domino KVB 654 y de toda documentación relacionada al rodado”, según consigna la resolución del Juzgado.
  2. Furgiagro SA inició un trámite de habilitación con el nombre de "Aviso de Proyecto de vertedero controlado", Nota N.º SECA01-582965053-808, con fecha 27 de octubre de 2008, registro de la Secretaría de Ambiente de la Provincia de Córdoba.
  3. Legislatura de la Provincia de Córdoba, Cuerpo de Taquígrafos, 20.º Sesión Ordinaria, 16 de junio de 2010.
  4. La presentación no posee firma alguna, solo el membrete de la empresa SIMA, por lo tanto no cumple con el Artículo 11 del Decreto N.º 2.131/00, en la carátula se indica que ha sido realizada por el ingeniero Pablo H. Manzini, Consultor Ambiental N.º 51. Todas las actuaciones relacionadas con Cañada Grande rolan en el Expediente N.º 0517-014110, registro de la Secretaría de Ambiente de la Provincia de Córdoba.
  5. Le recomiendo al lector que compare la Tabla N.º 3: Generación de RSU 2008 Región Calamuchita, que se encuentra en la página 28 del primer EsIA realizado por el Biólogo Julio C. Monguillot, con las localidades de la Región Limpia Calamuchita listadas en la página 7 de presentación de Constanza Mías en el II Congreso Internacional de Parlamentarios Locales.
  6. Mediante la Ley N.º 9.147 se creó en 2004 el Fondo de Lucha contra el Fuego, después en 2008 se dictó la Ley N°.º 9.576 que le quitaba un porcentaje "para resolver el problema de los basurales, porque en realidad muchos fuegos se inician en los basurales de los municipios del interior que hacen un tratamiento incorrecto de la basura, la basura entra en ebullición, se prende fuego y tenemos un desastre" explicó el malogrado gobernador De la Sota a Cadena 3, en agosto de 2014.
  7. El dato, que surge de un análisis realizado por La Voz del Interior sobre casi 300 tickets electrónicos de pagos cargados en el Portal de Transparencia del Ministerio de Finanzas, fue confirmado por el secretario de Emergencia, Alberto Devoto.
Entrada relacionada:

No hay comentarios:

Publicar un comentario