viernes, 6 de enero de 2017

A 25 años del aluvión, San Carlos Minas sueña con los turistas

El aluvión ocurrió el 6 de enero de 1992. Foto: Padre Raúl Martínez

El 1992 una crecida del arroyo Noguinet arrasó el pueblo y mató a 36 personas.Hoy tiene cuatro veces más habitantes. Y quiere ser el polo turístico del noroeste.

por Matías Calderón

Hace 25 años la inundación provocó una catástrofe en San Carlos Minas. Un brazo del arroyo Noguinet inundó casi por completo el pueblo tras la caída de 300 milímetros de agua de lluvia sobre Los Gigantes.

El torrente arrasó de madrugada y se cobró la vida de por lo menos 36 personas. Destrozó 49 casas de manera total y provocó daños en otras 186.

Raúl Martínez, por entonces cura párroco de la iglesia de la Inmaculada Concepción, alertó a la población con campanazos. La improvisada maniobra sirvió para que muchos habitantes buscaran resguardo.

Ese día, y por varios días más, la ciudad quedó aislada. Perdió sus dos puentes carreteros, el tendido de la red telefónica, el acceso al agua potable y dejó de funcionar la energía eléctrica.

Durante el aislamiento se creó FM Solidaridad, una radio comunitaria que aún se encuentra en funcionamiento. La ayuda oficial se dilataba, y la radioemisora fue crucial para coordinar la ayuda con los afectados.

En la actualidad, el intendente Cristian Frías busca “enterrar lo malo”. Trabaja para que la inundación quede en la memoria de la gente y para hacer lugar a un San Carlos Minas renovado.

En diálogo con La Voz rememora aquellos días. Era un joven estudiante de la Facultad de Medicina y se encontraba en su casa, que quedó tapada por el agua.

El agua llegaba al techo. Subía hasta los dos metros de altura. Pero lo que más recuerdo es la situación crítica que se vivía en términos políticos. La ayuda del Gobierno no llegaba y la desesperación crecía. Dependíamos de la mano que nos daban las ciudades vecinas e, incluso, de la ayuda que llegaba del exterior”.

En la ruta turística
Para el intendente, la situación ha cambiado 180 grados. Hay una inversión creciente en materia de hotelería y todos los esfuerzos están orientados a reinstalar a la localidad serrana como un polo turístico.

En materia de inversión privada se han construido dos hoteles de tres estrellas. Estas nuevas plazas, asegura el edil, son necesarias para la expansión de la actividad turística.

El gobernador Juan Schiaretti visitó San Carlos Minas ayer y anunció nuevas perforaciones para llevar agua potable a las familias que no cuentan con este servicio. El intendente también prevé ayuda de la Provincia para el tendido de gas natural que beneficiará a mil vecinos.

Según Frías, las claves para la recuperación hay que buscarlas en la renovación generacional, el apoyo económico de la Provincia y el crecimiento demográfico (de 900 habitantes en 1992 a unos 4.000 en la actualidad, según datos que maneja el municipio basado en la solicitud de conexiones de agua).

El edil sueña con recuperar un pueblo que era hermoso. Cuando habla destaca la voluntad de la gente que se quedó y aportó a este renacer que él avizora en el presente.

Subraya que el municipio atraviesa un momento de estabilidad económica. Tiene al día los pagos de los salarios y promete un aumento para principio de año.

San Carlos Minas viene trabajando hace años para superar los efectos de la inundación. Confía en que el impulso del valle de Traslasierra, tras la canonización del Cura Brochero, sea el empujón definitivo que favorezca su potencial como destino atractivo para los turistas.

Fuente:
Matías Calderón, A 25 años del aluvión, San Carlos Minas sueña con los turistas, 06/01/17, La Voz del Interior. Consultado 06/01/17.

No hay comentarios:

Publicar un comentario