martes, 19 de septiembre de 2017

Inundaciones: denuncias cruzadas entre dos pueblos por el manejo del agua

Trenque Lauquen puso un tapón para evitar el avance del agua, y esto está anegando a Daireaux.

por Gabriel Bermúdez

Crece la tensión entre municipios del oeste y sudoeste de la provincia de Buenos Aires sobre el manejo de los cursos desbordados de ríos, arroyos y lagunas, que inundan más de 5 millones de hectáreas en una treintena de distritos. En el de Daireaux, efectivos de la policía custodian un tapón colocado por el municipio de Trenque Lauquen, para evitar que el agua avance hacia su territorio. Los intendentes de ambos distritos tienen denuncias cruzadas presentadas ante la justicia. En tanto, Guaminí elevará esta semana al gobierno provincial un pedido para el trasvasamiento de aguas hacia Lago Epecuén, para evitar que su distrito, que ya tiene más de un 50% de anegamiento, se siga inundando.

Funcionarios y productores del distrito de Daireaux se encontraron con una sorpresa este fin de semana, cuando concurrieron, con palas y bolsas, a remover un taponamiento colocado a apenas un kilómetro y medio del límite con Trenque Lauquen. Personal de la policía de la provincia de Buenos Aires custodia el sitio por orden de la fiscalía trenquelauquense. Allí, operarios del municipio de Trenque Lauquen levantaron un terraplén que impide que el agua avance de manera natural hacia su distrito y anegue el llamado Camino del Cereal, clave para el transporte de la producción.

Se complica el incendio en Cosquín: evacuaron a vecinos de un barrio


Combaten dos frentes. Habilitaron la ruta 38. Controlaron focos en Alta Gracia y Potrero de Garay.

La situación por los incendios en los alrededores de Cosquín se tornó complicada este martes, con dos focos en una misma zona. El viento intenso complica las chances de los bomberos y de los aviones hidrantes para controlarlos.

Murió el hombre que "salvó al mundo"

Stanislav Petrov, un oficial soviético que en plena Guerra Fría evitó una catástrofe nuclear, falleció cerca de Moscú. Tenía 77 años.

Un oficial soviético que, en plena Guerra Fría, se negó a creer a su sistema informático, que anunciaba un ataque de misiles estadounidenses contra la URSS y que quizá evitó un conflicto nuclear, falleció cerca de Moscú a los 77 años, informó su hijo el martes.

Stanislav Petrov "murió el pasado 19 de mayo en su apartamento de Friazino", a 20 km al noreste de Moscú, reveló hoy su hijo Dmitri.

En 1983, el 25 de septiembre por la noche, Stanislav Petrov, en aquel entonces oficial de guardia en una base de alerta estratégica al sur de Moscú, solo tenía unos instantes para interpretar la señal de alarma de los satélites de vigilancia, que anunciaban el ataque de cinco o seis misiles estadounidenses contra la URSS.

Pero Petrov consideró que, en caso de un ataque estadounidense, este implicaría un centenar de misiles y no cinco o seis, y dedujo que se trataba de un error de los sistemas de alerta. Así, indicó a sus superiores que se trataba de una falsa alerta y no de un ataque inminente.

Su decisión quizá permitió evitar una respuesta soviética y el desencadenamiento de un conflicto nuclear mundial, en un momento de alta tensión entre Moscú y Washington.

Por la inundación, se derrumba el precio de los campos en Santa Fe y Córdoba

Luis Bressan, Angel Mannavella, Carla Zencich y Juan Carlos Toledo, productores de Arias y Cavanagh, en Arias, Córdoba. Foto: Diego Lima

El precio de la hectárea en las zonas más golpeadas pasó de 17.000 a 3000 dólares; los productores advierten que la situación se viene repitiendo desde hace más de dos años.

por Gabriela Origlia

ARIAS, Córdoba.- El paisaje cambió dramáticamente: hay nutrias, patos y gente que pesca en lo que eran caminos rurales. Por las inundaciones, el precio de la hectárea en el límite entre Santa Fe y Córdoba pasó de los 17.000 dólares que costaba hace cuatro años a los actuales 3000.

Una reforma agraria al revés

Denuncian que seis empresas controlan el mercado de semillas. La investigadora Silvia Ribeiro, una de las mayores investigadoras latinoamericanas, sostiene que Argentina y Brasil tienen el 21 por ciento del consumo de agrotóxicos. Seis multinacionales gigantes se reparten el mercado de semillas.

por Darío Aranda

La amenaza que implica la fusión de las grandes empresas (como Bayer-Monsanto), el rol de la ciencia al servicio de las compañías, el peligro de los nuevos transgénicos y la necesidad de más agricultura campesina-indígena. Algunos de los temas que trabaja desde hace treinta años Silvia Ribeiro, una de las mayores investigadoras latinoamericanas sobre el agronegocio. Y una definición de los países de la región: “Han perdido soberanía por su dependencia extrema a un puñado de empresas biotecnológicas”.

Investigadora del Grupo ETC (Grupo de Acción sobre Erosión, Tecnología y Concentración), Ribeiro fue una de las disertantes en el Encuentro Intercontinental Madre Tierra, una sola salud, organizado en Rosario por la materia Salud Socioambiental de la Facultad de Ciencias Médicas.

- ¿Cómo evalúa la situación del agro en la región?

Trabajar en Chernóbil treinta años después de la catástrofe

El nuevo sarcófago de Chernóbil. Foto: Reuters

por Magdalena Ruiz Rodríguez

Para entrar a la zona de exclusión de Chernóbil, que comprende 30 kilómetros alrededor de la central nuclear, hay que atravesar una barrera con policías y militares apostados. Nos acompaña obligatoriamente un guía local que hace de traductor, puesto que allí sólo se habla ucraniano y ruso, y además no permiten a nadie moverse solo por allí. Verifican pasaportes y el permiso aprobado por la Autoridad de la Zona de Exclusión de Chernóbil, y nos dan un papelito y un medidor de radiación acumulada que llevaremos durante toda nuestra estancia. Como el guía va siempre con nosotros, al finalizar el día él lleva su medidor a la oficina y se asume que todos nos hemos expuesto a la misma cantidad de radiación que él. Si algún día llegáramos al máximo establecido, nos echarían de allí inmediatamente el tiempo que estimen necesario para “limpiarnos”.

El drenaje, un viaje al inframundo de la Ciudad de México

Las inundaciones y los socavones son la punta del iceberg para una metrópoli que libra desde hace siglos una batalla crónica contra el agua.

por Elías Camhaji

De repente todo se pone oscuro. El miedo se apodera del cuerpo de Julio César Cu Cámara, el único buzo de aguas negras de México y, probablemente, del mundo. Su vida pende de un hilo: un tubo controla el oxígeno que llega a su casco y un cable lo detiene de caer al abismo, en las profundidades del drenaje de la Ciudad de México. Cu apura el último cigarrillo antes de la inmersión. La plataforma desciende lentamente y él baja el ritmo de la respiración. Hay botellas de plástico, vidrios rotos, animales muertos, desechos humanos. Es lo que se ve en la superficie. Abajo la visibilidad es nula. "El trabajo es totalmente peligroso, pero me fascina, me gustan la adrenalina, la emoción, los retos difíciles", afirma con una sonrisa pícara. Es otro día más en la "oficina".

Neveras, microondas, autopartes y vehículos completos, restos de animales, troncos, fetos. Ante su casco ha pasado de todo. Lo imaginable y lo inimaginable. "Lo más desagradable, personas. Es una sensación que no te puedo describir", hace una pausa y continúa: "Se mezclan muchos sentimientos, la responsabilidad de que tu labor sea bien hecha y el agradecimiento de los familiares cuando entregas el cuerpo".

Cu no solo tuvo que aprender a lidiar con el miedo, sino con el asco. Le ofrecieron el puesto en agosto de 1983, después de certificarse como buzo comercial e industrial. "Trato de no pensar, me concentro en mi trabajo. Pienso mucho en mi seguridad, pero tengo mucha confianza en la gente que está arriba y me está cuidando. Pienso en mi familia y en mí, y espero que todo salga bien", relata.

Lo que sus ojos vieron


Ni´daciye, sobreviviente de la Masacre de La Bomba, falleció en su comunidad de La Esperanza, Formosa. Otro anciano que se va sin justicia, pero deja su testimonio.

por Valeria Mapelman

Don Solano Caballero falleció el domingo 17 de septiembre por la tarde. Su verdadero nombre, el que le pusieron sus padres, era Ni´daciye.

lunes, 18 de septiembre de 2017

Cormecor: Vecinos cuestionaron el informe elevado por la Universidad

Tras la unificación de los tres amparos contra la instalación del megabasural cerca de Villa Parque Santa Ana, Bouwer y Los Cedros, los demandantes rechazan el documento elevado a la Cámara I en lo Contencioso Administrativo.

Tras la unificación de tres amparos colectivos contra la instalación del megabasural de Cormecor S.A. en cercanías de Villa Parque Santa Ana, Bouwer y Los Cedros, los vecinos cuestionaron el informe elevado por técnicos universitarios la Cámara I en lo Contencioso Administrativo.

Los demandantes requirieron a la justicia la realización de una serie de pericias que implicaban el trabajo de especialistas en diferentes disciplinas (hidrología, geología, biología, trabajo social, antropología, sociología, psicología, medicina, etc.); ya que los puntos objetados al Estudio de Impacto Ambiental atañen a aspectos diversos que involucra la complejidad socio-ambiental. Los demandantes propusieron sus propios peritos de control que habían sido aceptados y estaban a la espera del sorteo de los peritos oficiales.

Sin embargo, tras la unificación de las causas, el nuevo tribunal solicitó a la UNC que opinara sobre este requerimiento.

Tres años con alto impacto en infraestructura y producción


Tres años con alto impacto en infraestructura y producción. El ciclo de lluvias, motivo de alerta.

por Fernando Colautti

Con la referencia geográfica del departamento San Justo, el nordeste cordobés suma tres años de complicaciones con los excesos hídricos. Respecto del muy complejo verano pasado, la situación hoy está bastante mejor.

“Todos los caminos están rotos; no hay uno que no esté complicado”

Advierte de que la mayor preocupación es por las emergencias, ya que hay muchas familias que residen en la zona rural.

Muchos recuerdan las fotos de Adolfo Gondra, del Centro Ganadero de Italó, que con el 70 por ciento del campo inundado -en parte con más de un metro de agua-, tuvo que sacar las vacas prácticamente “a nado” y trasladarlas a otra provincia.

Hoy menciona que las lluvias cesaron, pero los caminos siguen intransitables: “Estamos un poco mejor porque no llovió, pero los caminos siguen anegados. Mucho se perdió, y el que pudo cosechar tiene la producción en el campo. No puede sacarla. Sigue habiendo reuniones, pero no hay soluciones mágicas. Va a demandar mucho trabajo arreglar esto”.

Éxodo ganadero
Señala que, como él, varios ganaderos han llevado tropas grandes de vacas a una parte de La Pampa, donde no está inundado, o a San Luis. “Peor le fue al que más aguantó. Se las llevó en muy mal estado. No se si volverán a traer esos animales, porque no están en condiciones los campos; ahora va a venir el pico de lluvia y mucha obra no se ha hecho”, sostuvo Gondra.

Hermanitos construyeron una balsa para ir a la escuela

“Tuve que poner en venta la chata y me borré de la mutual”

Llegó a tener poco más de 75 hectáreas, pero hoy sólo puede trabajar 20.

por Denise Audrito

Se llama Arnoldo Gallucci, pero todos lo conocen como “Noldi”. Tiene 67 años y con su trabajo como carnicero logró comprar una chacra, al oeste de Arias, hace más de 30 años.

Llegó a tener poco más de 75 hectáreas, pero hoy sólo puede trabajar 20. Tiene el 70 por ciento de sus tierras convertidas en lagunas por los excesos hídricos que rodean al pueblo y por el ascenso de las napas.

Nunca había tenido una gota de agua en el campo; ahora vivo una situación que, a veces, no me da ganas ni de levantarme. Me cambió todo totalmente. No es que haya tenido mucho, pero ahora tuve que poner en venta la chata y me borré de la mutual, estoy haciendo recortes por todos lados, porque no me alcanza más la plata”, relata el productor.

Pérdidas
El hombre estima que este año perdió entre 500 mil y 600 mil pesos por las inundaciones. Contó que para poder cosechar tuvo que contratar “máquinas capaces de andar en el agua, que cobran tres veces más que lo habitual”. Así y todo, no logró recuperar lo que esperaba.

Debajo del agua, asoma la pelea política


El Foro de Intendentes radicales se solidarizó con su par de Arias. Gvozdenovich llegó a pedir la renuncia del titular de Vialidad. Réplica de Vottero.

por Julián Cañas

En el arranque de la campaña, con el drama de las inundaciones en Arias se coló la cuestión político-electoral. Todo comenzó el jueves pasado, cuando el Foro de Intendentes Radicales, liderado por el capitalino Ramón Mestre, emitió un comunicado, “solidarizándose” con los vecinos de Arias y con el intendente, el radical Matías Gvozdenovich.

Crisis hídrica: el intendente de Arias pide la renuncia del titular de Vialidad

Gvozdenovich dijo que con su accionar Vottero “ha demostrado su ineficacia para tratar la problemática”, y le pidió que se aparte del cargo. Los productores defendieron al mandatario ariense y exigen urgentes respuestas.

por Patricia Rossia y Héctor Amaya

Arias.- Ante una situación que empeora cada día más con el incremento de niveles en las lagunas circundantes, sin caminos por donde transitar, con familias enteras aisladas, los reclamos se convierten en reproches a los funcionarios. En las últimas horas, el intendente Matías Gvozdenovich tuvo un tenso cruce con el presidente de Vialidad Provincial, Osvaldo Vottero, a quien le solicitó la renuncia.

"Con nuestra problemática de caminos y con todo lo que trae consigo, le pido al señor presidente de Vialidad Provincial que renuncie. Porque ha demostrado su ineficacia para tratar nuestra problemática”, sentenció Gvozdenovich.

Y apuntó: "Nos está dando la impresión de que no se ha dimensionado la gravedad del problema hídrico que estamos padeciendo, porque el señor presidente de Vialidad Provincial, Osvaldo Vottero, dice cosas que no son y encima me cuestiona a mí por una supuesta 'falta de colaboración' para solucionar el drama de caminos rurales inutilizados y los daños que nos está ocasionando el agua. La pérdida de las economías regionales provocada por todo esto es incalculable", respondió el intendente.