martes, 19 de junio de 2018

Ambiente y Medio - Decrecen los Glaciares


PROGRAMA 5 | 2018

Ambiente y Medio, recientre ganador del Martín Fierro al Mejor Programa Cultural Educativo, presenta un informe detallado sobre la crisis provocada por el decrecimiento de los glaciares en el mundo, último reservorio de agua dulce en el planeta.

El despertar de la conciencia ecológica en China, el país más contaminante

El gigante asiático ya no importa desechos plásticos, pero el boom del comercio electrónico ha disparado el consumo interno de este material. La catalana Andrea Guallar trabaja para evitar la contaminación asociada a su uso.

por Zigor Aldama

Cuando era una niña, el padre de Andrea Guallar (Barcelona, 1986) le contó que las colillas que veía en la playa tardarían décadas, si no siglos, en descomponerse y dejar de contaminar el entorno. “A mí siempre me ha fascinado el mar. Así que, mientras los niños jugaban, yo me dedicaba a limpiar la arena”, recuerda con una sonrisa. Poco a poco, esta ingeniera de diseño industrial fue ampliando sus miras y descubrió que las colillas eran el menor de los males. “Como la mayor parte de la gente, confiaba en la industria del reciclado. Pero terminé convencida de que no funciona”, afirma.

Guallar terminó de abrir los ojos cuando llegó a China, que fue hasta el pasado 1 de enero el principal importador de basura del mundo. Miles de toneladas de desperdicios de Occidente acababan en el gigante asiático para ser reciclados. En teoría, claro, porque rara vez se controlaba que el proceso se llevase a cabo con garantías. Los países ricos exportan la contaminación que provoca el tratamiento de sus desechos enviándolos a países más pobres. Y, por si fuese poco, en esos países el desarrollo económico también ha disparado el consumo interno de materiales altamente contaminantes. Es la tormenta perfecta.

#El Resaltador: Proyecto de ley para crear reserva natural el Río de los Sauces

lunes, 18 de junio de 2018

“El Gobierno es el que delinque”

En el marco del caso Maldonado, denuncian a la ministra Patricia Bullrich ante la CIDH. Los abogados peticionarios de la medida cautelar ante la CIDH por Santiago Maldonado denunciaron que fueron objeto de “una campaña difamatoria y calumniosa iniciada” por la ministra de Seguridad. La Comisión Interamericana aceptó abrir el caso.

por Adriana Meyer

El Gobierno es el que delinque”, afirmaron los abogados peticionarios de la medida cautelar ante la CIDH por Santiago Maldonado. Lo dijeron ante este organismo de la Organización de Estados Americanos (OEA) al que acudieron por considerar que fueron difamados por funcionarios de Cambiemos. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) les comunicó que abrió el “Caso de Petición para su análisis de admisibilidad preliminar bajo el numero P-1110-18 a nombre de Fernando Cabaleiro y Carlos María González Quintana, peticionarios de la medida cautelar ante el mismo organismo, en agosto de 2017, a favor de Maldonado”. La semana pasada, Cabaleiro y González Quintana –en razón de su rol de defensores de derechos humanos en varios casos abiertos ante la CIDH, como el desalojo de la comunidad mapuche en Lago Mascardi, la represión en la Pu Lof en Resistencia de Cushamen, la violencia institucional de los operativos represivos de diciembre de 2017 en los alrededores del Congreso– denunciaron que fueron objeto de “una campaña difamatoria y calumniosa iniciada” por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el abogado querellante de la misma cartera ministerial, Fernando Oscar Soto.

Inundaciones repentinas en Michigan destruyen caminos, causan daños históricos

El mito de las áreas protegidas

Un tercio de los parques nacionales, reservas y refugios enfrenta una intensa y creciente presión humana.

por Richard Conniff

Se le celebra extensamente como una de las pocas historias de éxito en el esfuerzo por proteger a la vida silvestre que afirmamos amar: desde principios de los 90, los gobiernos han aumentado la extensión de las áreas naturales protegidas a aproximadamente el doble, con casi el 15 por ciento de las áreas terrestres y quizás un 5 por ciento de los océanos reservados ahora para la vida silvestre. De 2004 a 2014, las naciones designaron una asombrosa cantidad de 43 mil áreas protegidas nuevas.

Es probable que estas cantidades aumenten, al tiempo que las 168 naciones que firmaron el Convenio sobre la Diversidad Biológica en 1993 se esfuerzan para cumplir con su objetivo de una cobertura del 17 por ciento de las áreas terrestres y del 10 por ciento de zonas marinas protegidas para 2020. Y entonces, deberán implementarse objetivos aún más ambiciosos.

Eso es bueno, ¿verdad? Por desgracia, hay dos grandes espejismos involucrados en esto. El primero es que designar áreas protegidas es relativamente fácil, pero casi nadie parece molestarse en realizar el trabajo duro de protegerlas. Aproximadamente un tercio de los parques nacionales, reservas, refugios y similares ahora enfrentan una intensa y creciente presión humana, de acuerdo con un estudio reciente en la publicación Science.

La muerte misteriosa de los grandes baobabs africanos

El Platland, milenario baobab de Sudáfrica, tras colapsar a finales de 2017. Foto: Stephane Woodborne

Un equipo internacional de investigadores alerta del colapso de la gran mayoría de los ejemplares más antiguos e imponentes de este árbol centenario en poco más de una década.

por Francesco Rodella

En Australia, Arabia, India y muchas zonas de África crece el baobab, un árbol que puede vivir cientos de años y alcanzar alturas y circunferencias de hasta más de 30 metros. En el continente africano se le conoce como el árbol de la vida, porque frutos, tronco y cortezas se prestan a múltiples usos. En Occidente, a muchos les sonará por ser citado en el clásico literario El Principito. Una noticia alarmante sobre estas singulares plantas ha despertado la preocupación de los expertos. Muchos de los baobabs más legendarios del sur de África están muriendo y no está del todo claro el porqué, según un estudio publicado recientemente en la revista Nature Plants. Aunque en el artículo se apunta al aumento de las temperaturas y a la sequía de esa área del planeta provocadas por el cambio climático como las causas más probables.

La impunidad de los ricos

Empresas asesinas en la Amazonía ecuatoriana. Durante 26 años, Chevron arrojó en la selva ecuatoriana el equivalente a 30 veces el petróleo derramado por el Exxon Valdez. Después de 22 años de litigio, y a pesar de la condena de la justicia ecuatoriana, la impunidad continúa para Chevron y las víctimas de sus actividades en Ecuador todavía esperan justicia y reparación.

por Eduardo Camin
CLAE / Rebelión

Es negro el cielo, y las camisas tendidas en el alambre se arruinan con ese malestar de un día velado por la tragedia, en esa mañana inverosímil, la mitad de la selva ecuatoriana llora a mares. Por el río viaja un sentimiento triste, ancho, solitario como un buque de guerra, un barco de granito piloteado por la muerte. El agua temblorosa se abre como una herida violenta desolada por su perpetua agonía de la flora y fauna mezclados con el lodo del petróleo. Una empresa petrolera, Chevron es responsable de uno de los peores desastres petroleros del planeta.

Durante 26 años, Chevron (entonces Texaco) extrajo petróleo en la Amazonía ecuatoriana y contaminó más de 450.000 hectáreas de una de las regiones más ricas en biodiversidad del mundo, destruyendo el lugar de vida y los medios de subsistencia de sus habitantes. Durante tiempo Chevron intencionalmente arrojó el equivalente a 30 veces el petróleo derramado durante el desastre del Exxon Valdez, en la selva tropical ecuatoriana. Más de 60.000 millones de litros de agua cargados con residuos tóxicos se derramaron en ríos y arroyos, y se excavaron 880 pozos para almacenar residuos de hidrocarburos.

Lagos: una ciudad se ahoga en la basura

Un planeta asfixiado en plástico

Reducir el uso de este material se ha convertido en la principal batalla medioambiental junto a la del cambio climático. Consumidores, instituciones y empresas empiezan a tomar medidas.

por Silvia Blanco

El cachalote hallado en una playa de Murcia en febrero llevaba muerto unos 15 días. Fue en el cabo de Palos, cerca del faro. En las fotos que hicieron los equipos de rescate se lo ve junto a la orilla solo, enorme, fuera de lugar. Un tractor lo remolcó a tierra. Lo midieron, lo pesaron. Trasladaron sus 6.520 kilos a un almacén. Diez metros de mamífero inerte quedaron en el suelo. Un equipo del Centro de Recuperación de la Fauna Silvestre El Valle practicó la necropsia. Lo colocaron de lado y empezaron a cortar. Usaron sierras, cuchillos y hachas. Con ese estado de descomposición, explica Fernando Escribano, uno de los veterinarios que participaron en la operación, no esperaban averiguar gran cosa. La idea era obtener muestras de sus órganos para analizarlas. Pero mientras avanzaban a través de la carne y la grasa, prácticamente metidos dentro del animal, encontraron que todo el aparato digestivo, desde los estómagos al recto, estaba lleno de plástico. Sacaron de su interior 29 kilos de bolsas, sacos de rafia, cuerdas, un trozo de red, un bolso de playa y un bidón. Limpiaron y clasificaron el material. Al terminar, se quedaron con una causa de muerte clara, la ropa apestada de olor a grasa rancia y una persistente sensación de tristeza.

Guatemala suspende la búsqueda en las faldas del Volcán de Fuego

domingo, 17 de junio de 2018

Programa ECOS 16 Junio 2018 - Shh… no mencione fracking que lo demandarán!

Descargar el programa aquí

Esto viene interesante.

Usted sabe, fracking. Hacer que la roca profunda reviente, inyectar productos químicos mezclados con gigantescas cantidades de agua, y luego extraer el gas.

En algunas zonas, el avance -tal como muestra la película La Tierra Prometida con Matt Damon- fue acompañado de grandes campañas de “todo estará bien” y personas contratadas para que convenzan a la gente. Hoy, en el Alto Valle, por ejemplo, tienen problemas varios: desde producción de fruta que se limita en su venta por provenir de zona con fracking, hasta rajaduras de viviendas y contaminación del agua.

Y claro, cuando nuevos emprendimientos planean aterrizar, hay que hacerlo con sigilo y complicidades. No sea cosa que la gente vaya y se queje.

En Malargüe así lo hicieron. Primero “pozos experimentales” sin consultas a nadie, y violando la legislación. Un recurso de amparo interpuesto por FARN fue “definido” ex post, o sea, cuando la cosa ya estaba hecha… y acaban de rechazar la última apelación. A pozo abierto, boca cerrada parece ser la consigna. Nadie sabe dónde estaba el gobierno local a la hora de pedirle los papeles a estos muchachos.

sábado, 16 de junio de 2018

Viejos focos de contaminación

En los últimos 10 días, fueron observados focos contaminantes que se repiten en escenarios distintos, pero emparentados por la peligrosidad sanitaria.

El volcado de efluentes cloacales sin tratamiento en lagos y en ríos de la provincia de Córdoba es motivo constante de advertencias sobre el riesgo sanitario que ello implica para la población. Sin embargo, las remediaciones se demoran o quedan reducidas a anuncios de obras que no se ejecutan.

Para agravar el cuadro de situación, es preciso apuntar que el peligro no sólo está en el agua, sino que se traslada por añadidura a los sistemas de riego de quintas donde se cultivan verduras de hoja para el consumo humano.

En los últimos 10 días, fueron observados focos contaminantes que se repiten en escenarios distintos, pero emparentados por la peligrosidad sanitaria.

Uno de ellos tiene que ver con la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Bajo Grande, ubicada al este de la ciudad de Córdoba, cuyos líquidos cloacales son arrojados casi crudos al río Suquía, según han coincidido análisis realizados por organismos públicos y privados.

Alerta Verde - La nueva ley de residuos

La construcción de una central eléctrica amenaza el último río salvaje de Europa

La construcción de una central hidroeléctrica por parte de un consorcio turco-albanés amenaza el río Vjosa, el último largo y "salvaje" de Europa, pese a la oposición de los ecologistas albaneses e internacionales.

El Ministerio de Infraestructura y Energía informó este miércoles de que han concluido las negociaciones y se ha firmado el contrato de concesión con la sociedad ganadora, compuesta por la firma turca Ayen Enerji y la albanesa Fusha shpk.

Construcción de una central
Según los términos del contrato, el concesionario se compromete a invertir 125.287.800 euros en la construcción de la central hidroeléctrica situada en Kalivaç, en el sur de Albania, cuyas obras deben terminar en los próximos 30 meses.

La potencia instalada será de 111.000 kilovatios y la producción anual de electricidad llegará a 366 millones de kilovatios hora.

Según el Ministerio, la conclusión exitosa de los trámites del contrato abre camino a la construcción de una de las plantas hidroeléctricas más importantes en Albania.