miércoles, 18 de enero de 2017

Un muerto y más del 75 % de la población de La Emilia fue evacuada por las inundaciones



Evacuaron el 75 % de la población de La Emilia por las inundaciones. Foto: Santiago Filipuzi/ La Nación

El presidente Mauricio Macri anunció hoy que declarará la emergencia agropecuaria en las zonas afectadas por las inundaciones.

El Gobierno confirmó que hubo un muerto por las inundaciones en La Emilia. Ademas, el 75 % de la población de esa localidad, en el partido de San Nicolás, fue evacuada por el desborde del Arroyo del Medio y la rotura de un terraplén, mientras que existe alerta en Pergamino y San Nicolás, y en Salto piden ayuda a la población para armar defensas ante la crecida de río Arrecifes.

La localidad más afectada es La Emilia, en el extremo norte de la provincia de Buenos Aires, en el límite con Santa Fe, donde el agua proveniente del Arroyo del Medio ascendió a más de un metro y medio en algunos hogares. La directora de Acción Social de la Comuna, María Rosa Méndez, manifestó a Télam que tres mil de las cuatro mil personas que habitan el lugar fueron evacuadas y alojadas en 20 centros.

"La gente que se quedó en sus casas o en los techos de sus viviendas lo hizo por decisión propia, para cuidar las pocas pertenencias que les quedan", aunque añadió que "lo material está todo perdido: el agua llega a dos metros en muchas de las casas y a los 60 centímetros en donde menos hay".

"La Emilia sigue bajo el agua, aunque está bajando el nivel. Ayer había que entrar con camionetas altas, kayaks o botes y hoy ya se puede entrar caminando", destacó.

En tanto, el delegado comunal de esa localidad, Mario Díaz, advirtió esta tarde que la situación "es terrible, dado que la mitad del pueblo está inundado", y aseguró que "miles de personas abandonaron sus hogares, porque el agua ingresó hasta el metro y medio de altura".

Otras localidades
Las fuentes del gobierno provincial afirmaron que en Pergamino, donde ayer fueron evacuadas 180 personas, "el agua comenzó a descender", y detallaron que en Arrecifes el número de asistidos es de 92, todos alojados en la Escuela 16, mientras en Salto se registran 22.

Fuentes municipales de Arroyo Seco, la ciudad santafesina más afectada por las inundaciones provocadas por el temporal, destacaron hoy que las condiciones climáticas comenzaron a mejorar, pero estimaron que unas 800 personas sufrieron "pérdida total de sus bienes".

"Son entre 600 y 800 familias que perdieron todo y queremos relevarlos para activar créditos para que puedan recuperar lo que se les perdió", dijo Gabriel Olivé, secretario de Gobierno comunal.

"Se inundaron lugares que jamás se habían inundado, tuvimos problemas en toda la ciudad. A todo esto hay que sumarle el agua que viene de los campos de las localidades de Fighiera y General Lagos", situadas a pocos kilómetros de Arroyo Seco, sostuvo.

La Agencia Provincial de Seguridad Vial informó, por su parte, que varias rutas de Santa Fe continuaban hoy cortadas a causa de las inundaciones, pero destacó que la circulación por la autopista Rosario-Buenos Aires era normal, después de que ayer estuvo interrumpida al paso vehicular por varias horas.

En tanto, la empresa Trenes Argentinos Operaciones (TAO) dispuso suspender todos los servicios de tren desde Retiro a Rosario, Córdoba y Tucumán "por tres días o hasta nuevo aviso", debido al anegamiento de las vías a la altura de la localidad de Arroyo Seco.

El presidente Mauricio Macri anunció hoy que declarará la emergencia agropecuaria en las zonas afectadas por las inundaciones, y manifestó su "preocupación y acompañamiento", y compromiso de asistencia para las miles de personas damnificadas por la contingencia meteorológica.

Productores cortaron la Ruta 34 ante la falta de respuestas
Productores -lecheros, ganaderos y sojeros- del centro-oeste santafecino, con explotaciones ubicadas al Este de la Ruta Nacional 34, desde Rafaela hasta el límite con la provincia de Córdoba, cortan desde las primeras horas de esta tarde las rutas Nacional 34 y Provincial 70, en el acceso Sur a Rafaela, ante la falta de respuestas que satisfagan sus reclamos frente a la emergencia hídrica que viven desde fines del año pasado, como consecuencia de lluvias que, en algunos casos, triplicaron la media anual.

La medida se adoptó en una asamblea de productores, que se realizó este mediodía en jurisdicción de General Roca, departamento Castellanos, 15 km al oeste de Rafaela. "Es entendible; los productores manifiestan su descontento en virtud de no tener respuestas ante los pedidos de acciones rápidas y concretas para enfrentar las consecuencias de las inundaciones", señalaron voceros de los autoconvocados a La Nación.

Antes que se resolviera esta medida, que impide la normal conexión por la estratégica Ruta Nacional 34, desde Rosario hacia el Noroeste del país, el ministro de Agroindustria de Nación, Ricardo Buryaile, mantuvo una reunión con los referentes de la Sociedad Rural de Rafaela. Al parecer, los argumentos del funcionario nacional no convencieron a los chacareros, si bien el presidente de la SR de Rafaela, Pedro Rostagno, dijo que la reunión con el funcionario nacional fue productiva y positiva. "El ministro se lleva de boca directa de los productores el panorama actual y a su vez nosotros de boca del ministro, la voluntad de acercar soluciones", explicó ante la prensa.

Compromiso
Por su parte, el ministro de Gobierno de Santa Fe, Pablo Farías, ratificó que el gobierno nacional comprometió su ayuda ante la grave crisis hídrica que enfrenta la provincia y en especial su sector productivo. Las graves pérdidas económicas se estiman en no menos de mil millones de dólares, porque se considera que se malogró un 30 % de la cosecha.

"Se planteó -siguió- que hay productores que pueden acceder a los créditos y que con buenas líneas de financiación lo van a hacer, pero también se habló de los otros, de los que no van a poder hacerlo. Van a necesitar de una ayuda dineraria directa, inmediata y luego sí de alguna asistencia especial a largo plazo, con un período de gracia y con prestaciones que no pasen por los bancos, porque muchos no tienen la posibilidad de categorizarse para alcanzar sus créditos".

Para el ministro "la situación es muy grave, y esa estimación inicial de unos mil millones de dólares de pérdidas, a partir de que resulte afectada un 30 % de la cosecha, es provisoria".

"No sólo son campos inundados el problema -dijo-, también hay un daño sobre el aparato productivo que es realmente serio, sobre todo con los tambos y otras actividades. A esos números lo tomamos como de base, habrá que afinarlos y hacer cálculos más precisos", comentó.

Con colaboración de José E. Bordón

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario