sábado, 12 de noviembre de 2011

Yacyretá en problemas


La represa argentino-paraguaya de Yacyretá presenta serios problemas en sus turbinas, por lo que se ve obligada a operar en un 80 % de la potencia esperada. Yacyretá es la segunda hidroeléctrica de América Latina, después de Itaipú. Cristina y Lugo la inauguraron hace 8 meses.

Los últimos incidentes registrados fueron en las unidades 3 y 20. La unidad 3 dejó de operar el 8 de junio de 2010 y la 20 el 14 del mismo mes. Se reportaron fisuras que fueron detectadas en el anillo colector y en el tubo de succión. Se dió intervención a peritos de la Universidad Nacional de la Plata (UNLP), para realizar un diagnóstico del comportamiento de las turbinas, primeramente en  el funcionamiento que tuvieron a cota reducida y posteriormente a cota definitiva.

"Los problemas originados en el revestimiento del anillo de descarga de las turbinas y tubos de aspiración, se manifestaron como un serio problema en la operación de las unidades, ya que obligaron a reducir la potencia operable (en aproximadamente 20 %)", dice parte de un informe elevado a la EBY por el ingeniero Sergio Óscar Liscia, director del Laboratorio de Hidromecánica de la UNLP, sobre las fallas en el generador.

"Se ha determinado que las zonas erosionadas por cavitación se ven incrementadas notablemente por imperfecciones en la geometría del anillo de descarga que define la separación de pasaje del alabe", agrega en otra parte el informe para concluir más adelante que la "descripición del problema planteado se presenta en todas las turbinas con diferentes intensidades dado que los grados de erosión de las mismas también son distintos".

El ingeniero Liscia concluyó que: "La operación confiable de la Central está actualmente comprometida. Las tareas preventivas están llegando a un límite crítico. No es técnicamente factible dilatar el presente estado de cosas sin incurrir en a amenza probable de un colapso en las unidades... "


Nota del EBY a Voith Siemens sobre daños localizados en la unidad generadora número 20, que salió de servicio el 14 de junio de 2010. Clic en las imágenes para ampliar.

Técnicos del sector aseguran que la "calamitosa situación afecta a las 20 turbinas, con claros errores de diseño, se manifiestan desde 1994" y que en estos momentos en que el embalse llegó a la cota 83 debería estar funcionando a potencia máxima de entre 155 y 160 MW, pero sólo alcanzan entre 125 y 130 MW "pues no soportan más el caudal del agua y potencia por las vibraciones, inestabilidad y temor a mayores daños o colapso a los componentes críticos".

El contratista principal y responsable del diseño de las máquinas es la firma americana-germana Voith Siemens, con sede en Nueva York, reconoció errores. Pero que antes de efectuar las correcciones necesarias, fue beneficiada nuevamente y mediante contratación directa a la reparación de las unidades, pero con multimillonario costo para la binacional.

La cúpula del Ente Binacional Yacyretá (EBY), a través de la nota 46611, del 2 de abril de 2011, firmada por el director argentino de Yacyretá, Oscar Thomas, hizo saber a la Voith Siemens de la presunción de "grave defecto de diseño", en los generadores de la central. "Nos encontramos operando en un 80 por ciento de la potencia esperada", expresaba el ejecutivo del EBY, responsabilizando a la firma "por los eventuales daños y perjuicios de tal situación".

La reparación de las turbinas que registran fallas se realizaría en u  período de entre tres y cinco años.

Los inconvenientes observados en los generadores fueron reconocidos por el propio director interino paraguayo, Miguel Fulgencio "Kencho" Rodríguez. Quien argumentó que fueron ocasionados por operar fuera de la cota de diseño, una posición totalmente contraria a la que asumió el EBY. Sin embargo, Rodríguez reconoció que "se rompieron materiales" (componentes del generador), piezas con un espesor de 40 mm por el "dimensionamiento inapropiado" de los mismos para el tipo de esfuerzo al que estaba siendo sometidos. "Hay un error de diseño, que después de 36 años no damos cuenta. Esa es la realidad", apuntó Rodríguez en una sospechosa afirmación. Informó que además de las fallas citadas se detectaron también problemas en el aislamiento de los generadores.

El nombrado Oscar Thomas señaló ayer que sólo se registraron algunas contingencias técnicas referidas a: "... a un sector del revestimiento metálico de la cámara que contiene a las turbinas. Son sólo esos revestimientos los que han registrado un envejecimiento acelerado por operación del embalse a 7 metros menos de la cota de proyecto durante ese período de 15 años a cota 76 metros sobre el nivel del mar".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada