domingo, 16 de enero de 2011

Miramar en el recuerdo


Miramar es una pequeña población del noreste de la provincia de Córdoba, ubicada en el departamento San Justo, sobre la costa sur de la laguna Mar Chiquita. Esta es un gran lago salado (de unos 100 km de extensión), también conocido como Mar de Ansenuza (1), que constituye el más importante cuerpo de agua de la región y está alimentado por los ríos Dulce, Suquía (Primero) y Xanaes (Segundo).

Los primeros inmigrantes se remontan hasta 1886, ya por entonces la fama y bondades terapéuticas de la Mar Chiquita hicieron que se levantaran los primeros hoteles. El pionero, en el oficio de brindar servicios al visitante, fue el "Hotel Mar Chiquita" de Lorenzo Barone, construido en 1908 y arrasado por una inundación dos años después. Con la llegada del ferrocarril en 1912 a la localidad de Balnearia, el flujo de turistas aumentó y comenzaron a levantarse hoteles como el 'Hotel Mira- Mar' (1912), el 'Hotel Lido' (1921), el 'Hotel Rafaela' (1922), el 'Hotel Marchetti' (1923), el 'Hotel Majestic' (1925), y durante los años 1940 el incomparable 'Gran Hotel Viena' (2). De este modo Miramar llegó a tener una población estable de 4.500 habitantes, 110 hoteles más un casino. Todo el pueblo se levantó en el cauce mismo de la laguna, mientras ésta experimentaba un natural proceso de achicamiento (3).

La gran sequía del 1946 al 1957, con la bajante de la laguna, se palió de un modo complejo. El municipio contrató una draga (4) y construyó un canal de 3 km de largo, para acarrear agua hasta el borde mismo de los hoteles. Por su parte, los empresarios privados montaron grandes piletas de agua salada, para evitar la caminata de 30 cuadras hasta el cuerpo principal de la laguna (5).

En la fotografía de arriba el Gran Hotel Viena en sus años de esplendor. Abajo en 2003 con la laguna muy crecida, hoy es un museo que sólo puede recorrerse en parte.


En 1977 se produjo una gran inundación debido a los excesivos aportes hídricos del río Dulce. El hemiciclo estacional húmedo (3) resultó catastrófico debido a las masivas deforestaciones en las yungas, los bosques y selvas de la región chaqueña. La laguna se elevó implacablemente unos 8 metros entre 1977 y 1985, fueron estériles los esfuerzos del hombre para contrarestar la fuerza desvastadora de la naturaleza. Se inundaron 37 manzanas completas del casco urbano más representativo y de mayor valor económico y turístico. 120.000 m² cubiertos de edificación quedaron sepultados y destruídos. 102 hoteles (3500 plazas, el equivalente al 90 % de su infraestructura hotelera) se perdieron definitivamente. 60 establecimientos comerciales (confiterías, heladerías, parrillas, regionales, piletas de natación, etc.) y 198 casas de familia fueron cubiertas por las aguas. También se anegaron edificios públicos, entre los que podemos mencionar: Terminal de Ómnibus, Banco de la Provincia de Córdoba, Casino Provincial, iglesia Santa Teresita (patrona de Miramar), iglesia parroquial Virgen del Valle, Club Náutico, edificios de ENTEL y ENCOTEL. Un gran sector de la población quedó aislado al avanzar la laguna sobre el cauce de tres arroyos, haciendo necesario un largo desvío para mantener las comunicaciones entre el pueblo y el área rural (6).

Casas en la inundación, antes que fueran demolidas

La torre del viejo casino, lo único que queda en pie como testimonio del glorioso pasado de Miramar. Las casas y demás construcciones fueron demolidas por el ejército en 1992. Foto: Wikipedia.

Ruinas de la casa Colonia Müller. Foto: Panoramio.

Muy lenta y gradualmente el poblado se fue refundando a partir de mediados de los años 1980, tal refundación se realizó unos 5 km al sur de la primera localización, en sitio menos inundable. Contando con 1.979 habitantes (INDEC 2001).

Les proponemos ver una parte del documental "Mar de Ansenuza", realizado por Lucas Barletta y PPIX estudio en 2007:


  1. Cuenta la leyenda que la diosa Ansenuza reinaba soberana sobre la gran laguna. Era una deidad cruel y egoísta, pues la única ofrenda que la volvía propicia era el primer amor de los mancebos. Un día vio llegar a la costa a un príncipe indio mal herido en la guerra, que tristemente le sonrió a la diosa. A ella por primera vez el amor sacudió su alma, pero pronto desesperó al comprender el destino de su amado. El cristalino espejo de agua se convulsionó, un trueno estremeció el cielo y las nubes lloraron con su diosa, el caos duró un día y una noche. Al amanecer las heridas del joven habían cicatrizado, recordó a la mujer y comenzó a avanzar por el agua. Y siguió así hasta que un tenue rayo rosado del amanecer lo transformó en un flamenco. Desde entonces las aguas del Mar de Ansenuza son curativas.
  2. El 'Gran Hotel Viena' fue construido por encargo del matrimonio alemán formado por Máximo Palkhe y Melita Fleishesberger, accionistas de la compañía de acero Mamesmann, con asiento en Avellaneda. Los Palkhe y sus hijos ya habían realizado en 1936 tratamientos curativos en la Mar Chiquita. El hotel contaba con 84 habitaciones, pabellón termalizado, lujosas salas con piso de granito, paredes forradas con mármol de Carrara, y su propia usina generadora de electricidad. La construcción se inició en 1940 y culminó en diciembre de 1945, un tiempo después, en marzo de 1946, la famila Palkhe cerró el hotel y se retiró para siempre del lugar. Que continuó funcionando hasta 1980, administrado por otras personas. En 1985 se cayeron las paredes por acción de las aguas. Lo que queda es casi fantasmal, pero también irradia misterio. Con versiones no confirmadas, como las visitas de Perón. Y la incógnita del por que de una gran inversión para un lugar que funcionó pocos meses, ¿Un lugar para el refugio de criminales de guerra? ¿Una operación de blanqueo de dinero nazi?
  3. Las lagunas de la Región Pampeana tienen sus ciclos de expansión y retracción. Ya los había estudiado Florentino Ameghino a los que denominó hemiciclo húmedo (el de expansión de las superficies de las lagunas por mayor régimen de lluvias) y hemiciclo seco (el de contracción de las superficies por un menor régimen de lluvias). Los hemiciclos duran aproximadamente 50 años, con alternancia entre períodos húmedos y secos. Hubo un hemiciclo húmedo, de 1870 a 1920, cuyo impacto fue menor debido a la existencia de bosques. Por el contrario el actual hemiciclo húmedo, de 1970 a 2020, tiene efectos catastróficos debido a la deforestación masiva.
  4. Para 1961 y hasta 1971, la municipalidad adquirió una draga propia que bautizó, exudando el optimismo propio de la época, con el nombre de 'Victoria'.
  5. Fernando Jorge Soto Roland, 'Miramar y Epecuén, Nostalgia y Destrucción'
  6. 'Miramar, Historia de sus orígenes y de la trágica inundación'

13 comentarios:

  1. Hola. Muy interesante la historia de este pueblo. Yo solo conocia el Miramar de la costa. Por lo que tengo entendido, algo similar sucedio en algunos hoteles en salta hace ya mucho tiempo. Saludos

    ResponderEliminar
  2. porque el intendente del pueblo no deja de robar un poco y hace algo por el pueblo para que vuelva como antes?si lo que roba puede usarlo...

    ResponderEliminar
  3. En Febrero voy a conocer "esta" Miramar, la de Cordoba. espero encontrar algo de aquel pasado de fines de los ´80

    ResponderEliminar
  4. Hoy lejos de la inundación la LAGUNA SE ESTA SECANDO, además de CONTAMINANDO, por el uso indiscriminado que hace Santiago del RIO DULCE, también CORDOBA tiene su mérito al quitarle agua a los ríos Primero y Segundo. Quédense tranquilos que de seguir así LA LAGUNA SE SECA!!!!!

    ResponderEliminar
  5. La tragedia de la INUNDACIÓN fue un resultado humano, en centrarse sólo en la consecuencia sin pensar en la causa: la culpa fue la edificación lo más cercana a la laguna con fines turísticos, como si la laguna fuera sólo una gran pileta. La laguna tuvo ciclos de retracción y avance de las aguas, totalmente naturales, sólo ahora enfrenta su GRAN AMENAZA: la captación del agua de sus tributarios, sobre todo el Río Dulce pero también los dos ríos cordobeses y que amenazan con convertirla en una gran salina...

    ResponderEliminar
  6. Buenisimo es poder conocer este lugar.

    ResponderEliminar
  7. Que lindo es Miramar y de a poco está volviendo a ser lo que fue. Si hubiera termas como las hubo, con el casino que están construyendo se convertirá sin dudas en un centro turístico como antes

    ResponderEliminar
  8. Hemos venido a conocer Miramar y estoy sorprendida, ES BELLISIMA!!!! tiene una costanera espectacular, unos comedores donde se come muy bien, mucha capacidad hotelera, cabañas muy lindas. Realmente recomendable.

    ResponderEliminar
  9. Me encanta me enamora el lugar su historia amo recorrerlo cada vez que puedo. la historia del hotel miramar es mi favorita me encanta el hotel por dentro y por fuera sinceramente me enamora el lugar. :3

    ResponderEliminar
  10. Es bellisima Miramar o Mar Chiquita, sólo hay que conocerla y poder disfrutarla al máximo.
    Es mi lugar en el mundo.

    ResponderEliminar
  11. Hola estamos interesados en conectar con el o la autor, autora, de la primer fotografía, por favor comunicarse al mail estereofonikos@gmail.com y toapeironcora@gmail.com
    Es para una banda de rock instrumental de la ciudad de córdoba, Estereofonikos.
    Gracias

    ResponderEliminar