miércoles, 30 de mayo de 2018

Estudian la región como epicentro de las tormentas más severas del mundo

La localidad será parte del proyecto “Relámpago”, que prevé instalar 30 estaciones meteorológicas entre Mendoza y Santa Fe. Invertirán US$ 30 millones. Técnicos de la Universidad de Illinois trabajan en la zona.

Berrotarán.- Técnicos de la Universidad de Illinois eligieron esta localidad y otras del sur cordobés para instalar estaciones meteorológicas de última generación para desarrollar el proyecto Relámpago, cuyo objetivo es recabar datos sobre fenómenos meteorológicos que ocurren en esta zona, calificada como el sector donde se generan las tormentas más severas del país.

El sábado pasado un equipo de profesionales de Estados Unidos llegaron a Berrotarán para instalar en el campo de la familia Lenardón (ubicado a unos 2,5 kilómetros al sur) una moderna estación meteorológica.

En total serán 30 equipos distribuidos en toda la cuenca del Carcarañá -que nace en las sierras de Córdoba- hasta el Paraná. Estaciones similares se ubicaron en Pilar y otras se emplazarán en Alpa Corral, Piedra Blanca y Durazno, entre otros puntos.

El objetivo es tomar datos meteorológicos y hacer seguimientos de tormentas e inundaciones.

Zona neurálgica
Steve Nesbitt, profesor en Ciencias de la Atmósfera de la Universidad de Illinois y responsable del proyecto Relámpago, junto a Francina Domínguez, del Departamento de Ciencias Atmosféricas de la casa de altos estudios, encabezaron las tareas de instalación. Brindaron detalles de este proyecto, cuyo objetivo es hacer un seguimiento de la formación de tormentas en una zona considerada neurálgica para el desarrollo de fenómenos severos.

El proyecto Relámpago procura entender cómo se forman los sistemas convectivos que nacen en las sierras de Córdoba, crecen, se organizan y migran hacia el este. Nosotros somos el equipo terrestre y estamos midiendo las variables de tierra”, puntualizó Francina Domínguez en declaraciones realizadas a 104.3 Radio Berrotarán. Al tiempo que apuntó que una vez instalados los 30 equipos harán mediciones de evapotranspiración, calor sensible, incluyendo otras variables como viento, temperatura, presión y precipitaciones. Todo el monitoreo será vía satelital.

Nasa, NCF, universidades y una inversión millonaria
En este ambicioso proyecto participan 10 universidades estadounidenses, 4 argentinas (entre ellas la Universidad de Córdoba), National Science Foundation (NCF), la Nasa, el Departamento de Energía, Conicet y UBA, entre otras entidades. Los equipos dispuestos son de última tecnología, algunos desconocidos para los expertos en meteorología de la región.

Estimó Domínguez que los organismos internacionales invertirán unos 30 millones de dólares para estudiar las tormentas.

Se trata de un proyecto meteorológico e hidrológico que también tiene una pata en Mendoza y en Santa Fe”, precisó la técnica.

La base de operaciones hídricas estará instalada en el Inta Marcos Juárez y la meteorológica será en Carlos Paz. La profesional indicó que durante todo un año se observarán equipos haciendo seguimiento de tormentas y de inundaciones que puedan ocurrir en esta zona. Entre los aspectos a recolectar por estas avanzadas estaciones meteorológicas están las mediciones básicas de temperatura, humedad, presión, precipitación, medición del balance energético, radiación que entra y sale tanto de onda larga como corta, cuánto calor hay en el suelo, energía por turbulencia y por evapotranspiración.

Asimismo, se cuenta con un disdómetro, que mide la precipitación sólida, y con un radiosondas, entre otros elementos.

Para noviembre se espera el arribo al país de un grupo importante de especialistas que harán un estudio profundo meteorológico e hidrológico de la cuenca del Carcarañá.

En tierras de un joven aficionado
En Berrotarán la instalación de la estación se realizó en el campo de la familia de Matías Lenardón, un vecino que comenzó como aficionado a la tecnología siendo niño y que a los 18 años creó su propio equipo de monitoreo.

Tras realizar un curso de operador meteorológico terrestre, Matías tiene en detalle el día a día del clima en Berrotarán y zona desde 2009 a la fecha.

En diálogo con El Puntal de Río Cuarto, Matías se refirió a la llegada de los profesionales norteamericanos y señaló que en su caso sólo cede un espacio físico de su campo para la instalación del moderno equipo. “Explicaron que es un proyecto para el estudio de las tormentas que se producen en esta zona y que consideran son las más fuertes del mundo”, detalló.

Sobre cómo se dio el contacto, indicó que fue a través de la Universidad de Córdoba y de la Municipalidad. “Como saben que me gusta el tema, me preguntaron de instalar en mi campo y accedí”.

Matías se mostró sorprendido por la tecnología de avanzada de los sensores e instrumentos ubicados, y expectante sobre los resultados que éstos podrán arrojar.

Lenardón comenzó con su afición por la meteorología acompañando a su abuelo Eduardo Malpassi, quien por más de 4 décadas llevó los registros de lluvias en la región, así como también de las heladas. En tanto, Matías en 2004 llevaba registros con los que colaboraba con el meteorólogo Federico Norte.

Tras hacer un curso de especialización, desde 2009 posee su registro climatológico diario, que difunde por Radio Berrotarán.

Y aunque no tendrá participación, mostró gran expectativa de ver cómo trabajan los “cazadores de tormentas”.

Fuente:
Estudian la región como epicentro de las tormentas más severas del mundo, 29/05/18, El Puntal de Río Cuarto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario