martes, 2 de agosto de 2011

Honduras: evacuados, inundaciones y deslizamientos

El caudal del río Ulúa, a la altura del departamento Santa Bárbara, subió unos 2,5 metros.

Tegucigalpa. Las lluvias que han afectado al país producto del paso de la onda tropical número nueve por el territorio nacional ya le están pasando la factura a los hondureños.

Cuerpos de socorro ordenaron la evacuación preventiva de unas 18 familias que residen en la comunidad de San Manuel, zona aledaña al caudaloso Río Ulúa en la zona norte de Honduras.

El titular de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Lisandro Rosales, aseguró que la población que reside en la referida localidad fue advertida sobre la evacuación debido a los altos niveles de crecida del caudal del Ulúa. El funcionario dijo que las condiciones del tiempo, obligaron a las autoridades de Copeco a decretar alerta amarilla en las zonas aledañas a dicho río.


Los remanentes que dejó la onda tropical número nueve en el país provocaron fuertes lluvias en la mayor parte del territorio nacional.

Copeco, en coordinación con la Comisión Ejecutiva para el Control de Inundaciones del valle de Sula, emitieron la alerta que conlleva la evacuación preventiva de las comunidades en más alto riesgo, la mañana de anteayer.

Bajo alerta amarilla se encuentran los municipios de Pimienta, Potrerillos, San Manuel, Villa Nueva en el departamento de Cortés; El Progreso, Santa Rita y El Negrito en Yoro y para el Ramal de El Tigre en Tela, Atlántida. Rosales dijo que se decidió a través de los comité técnico científico, emitir una alerta amarilla porque las crecidas del caudal a la altura de las estaciones de Chinda y San Francisco de Ojuera indican que la cantidad de agua que puede estar llegando a Santiago, que es la última estación antes de llegar a El Progreso, reportaban niveles altos.

"Esto hace que tengamos que tomar todas las medidas de prevención necesarias en los municipios de Villanueva, Pimienta, El Progreso, que son zonas donde se han dado problemas por las crecidas del Río Ulúa".

Reportes
Por su parte el jefe de alerta temprana de Copeco, Juan José Reyes, dijo que los niveles del caudal del Ulúa "han subido 2.5 metros en el caudal alto y de 2 a 3 metros en el caudal medio". Explicó que a pesar que son niveles que están todavía bajo control, la población debe mantenerse en un monitoreo constante. Reyes dijo que el día de anteayer se reportaron daños en el sector de Meámbar, departamento de Comayagua.

Unas 47 viviendas resultaron con techos dañados en el lugar. Además, se reportaron daños a la infraestructura de un puente y cuatro cajas puente localizadas en el departamento de Comayagua. Las lluvias provocaron dos derrumbes de carreteras, "pero ya se hicieron las coordinaciones para asistir a los afectados" indicó el funcionario.

Pronóstico
De acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), las lluvias continuarán durante las próximas horas, producto de los remanentes dejados por la onda tropical número nueve.

Por esa razón, Copeco extendió la Alerta Verde vigente para 12 departamentos, por 48 horas más a partir de las 3:30 horas de la tarde de anteayer. En alerta verde se encuentran los departamentos de El Paraíso, Francisco Morazán, Comayagua, Intibucá, Choluteca, Valle, La Paz, Lempira, Copán, Santa Bárbara, Cortés y Ocotepeque.

El reporte del tiempo que emitió el SMN, indica que vientos del Mar Caribe estarán interactuando con vientos del Pacífico, especialmente sobre el sur, centro suroriente y suroccidente de Honduras. Esto transportaría humedad y generaría chubascos y actividad eléctrica por la tarde y noche, especialmente sobre la parte sur de las sierras de Dipilto, Montecillos y Celaque.

Fallas técnicas afectaron servicio de pronósticos
Fallas técnicas en aires acondicionados y la falta de pagos a empleados del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), pusieron en riesgo la aeronavegación y la gestión de riesgos en el país.

Según el pronosticador de turno, Carlos Canales, el ente encargado de elaborar el pronóstico del tiempo no lo hizo debido a fallas técnicas que se suscitaron en las instalaciones del SMN el pasado sábado.

"El sábado tuvimos que apagar los servidores de datos, sistemas específicos, licencias para el Servicio Meteorológico, porque hemos tenido fallas técnicas con estos equipos", indicó Canales.

Las repercusiones de la ausencia del pronóstico del tiempo provocaron algunas quejas a nivel internacional en el campo de la aeronáutica, según indicaron los pronosticadores.

"No hemos estado transmitiendo ni cumpliendo convenios internacionales" en los que está suscrito el país, dijo Canales. Los aeropuertos nacionales han funcionado con pronósticos locales, sin embargo servicios hacia el exterior como la información TAF, término técnico para la navegación aérea, tampoco ha sido ofrecida.

La falta de pagos a algunos trabajadores del SMN es una amenaza, ya que los empleados aseguraron que este día podrían suspender labores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada