domingo, 7 de mayo de 2017

Chequeando el proyecto de depósito de residuos transferibles en Atos Pampa

Daniel López, jefe comunal de La Cumbrecita, junto a Constanza Mías, funcionaria de la Secretaría de Ambiente Provincial. En Atos Pampa, el viernes 28 de abirl de 2017. Foto: Claire Delune

Este artículo se propone verificar el discurso público relacionado con el proyecto de instalación de un depósito de residuos transferibles en Atos Pampa, impulsado por el jefe comunal de La Cumbrecita.

por Cristian Basualdo

ATOS PAMPA, 28 de abril de 2017- En el salón comunitario se reúnen los habitantes del lugar para tratar el proyecto de instalación de un depósito de residuos transferibles. El debate es acalorado y las personas no terminan de entender los motivos de la presencia de Daniel López, jefe comunal de la vecina localidad de La Cumbrecita.

López encabeza la reunión junto a Constanza Mías, funcionaria de la Secretaría de Ambiente y Cambio Climático de la Provincia de Córdoba; además de Luis Omar Romero y Nicolás Raimonda, integrantes de la Asociación Civil Pampa del Zorro. El lector puede acceder al video del evento haciendo clic aquí.

Atos Pampa es un bello paraje ubicado al norte del Valle de Calamuchita, una pampa de altura donde viven unas 250 personas. Una página de internet de información turística destaca: "El carácter antigüo de este pequeño territorio cordobés que reúne la esencia de los aires serranos, la paz y el silencio que demanda una estadía placentera".

"Es para que funcione en ese lugar un contenedor"
Daniel López comenzó planteando un problema: "Tenemos que levantar los pequeños basurales que se generan los fines de semana -los lunes especialmente- en la ruta desde Intiyaco hasta llegar a Villa General Belgrano. Es gente que vive acá, que tiene casa acá y viene el fin de semana (...) o de los turistas que pasan y tiran su bolsita". A continuación propuso la solución: "Nos pareció buscar un lugar físico (...) es para que funcione en ese lugar un contenedor, donde se lleve la basura allí".

Unos días antes, López había declarado en una entrevista a la radio Alpina FM: "Mandamos una nota a la Secretaría de Ambiente de la Provincia donde pedimos que vinieran los técnicos". El jefe comunal prometió que: "Será un predio cercado con alambre olímpico, con todas las medidas de seguridad para que los animales no entren". Un argumento inverosímil si tenemos en cuenta el antecedente de Cañada Grande.

La mayoría de las localidades de Calamuchita depositan su basura en el vertedero regional de Cañada Grande, en San Ignacio. Que opera ilegamente desobedeciendo un Fallo Judicial que ordenó el inmediato cese de actividades por el incumplimiento de la Ley 26.675, Ley General de Ambiente (1). El funcionamiento del vertedero regional está plagado de defectos y una problemática recurrente son los animales en contacto con la basura (2).

Animales comiendo basura en el vertedero regional Calamuchita, Cañada Grande 1 de mayo de 2017

La Cumbrecita es una localidad pionera en Calamuchita en el tratamiento de los residuos, con unas 170 familias que elaboran compost, también la comuna separa el vidrio y el cartón. Lo que queda lo deposita en el vertedero de Cañada Grande. Pero no todo es un lecho de rosas, para llegar hasta allí sus camiones recorren unos 55 kilómetros. De manera que La Cumbrecita -al igual que el resto de las localidades del Valle- enfrenta problemas de costos y logísticos. Con las lluvias el acceso a Cañada Grande se torna intransitable. Además la cantidad de residuos aumenta en un 75 % en temporada turística, según estimaciones de la Secretaría de Ambiente Provincial.

"Se recomienda no realizar acopios prolongados"
Resulta esclarecedor realizar un análisis cuantitativo de la propuesta de López:

5600 kilogramos de basura puede alojar un contenedor de 28 metros cúbicos como los que hay en La Cumbrecita (estimando unos 200 kilogramos por metro cúbico de basura sin compactar).
200 kilogramos de basura genera diariamente Atos Pampa (considerando un promedio de 0,8 kilogramos por persona por día). Si la mitad de esa cantidad corresponde a la fracción no reciclable, nos queda para depositar en el contenedor 100 kilogramos por día.
56 días es el tiempo que tardaría en llenarse el contenedor con esa tasa de uso, poco menos de 2 meses.

Esto iría en contra del Estudio de Impacto Ambiental (EsIA) de la planta de Cañada Grande, en el cual: "Se recomienda no realizar acopios prolongados (mayores a 4 días) de residuos sólidos urbanos sin gestionar" (3).

Me dirán que el contenedor puede ser más chico, o que los turistas que pasan por la ruta lo llenarán más rápidamente. Pero aún considerando estas variables, las cantidades involucradas no justifican el proyecto en cuestión.

No parece haber un problema con la basura en Atos Pampa. Y suponiendo que lo hubiera, corresponde preguntarse ¿Es el depósito de residuos transferibles la solución al problema planteado? ¿Por qué los turistas que no usaron los contenederos de La Cumbrecita van a usar el de Atos Pampa? ¿Quién se beneficiaría del depósito de residuos?

En Atos Pampa no hay grandes generadores de residuos, como son los complejos de cabañas. Por el contrario en La Cumbrecita hay importantes emprendimientos turísticos- inmobiliarios, tales como Peñón del Águila.

La metamorfosis
Los vecinos habían sido invitados a una "reunión y charla informativa" según consta en la nota emitida por la Asociación Civil Pampa del Zorro el 17 de marzo de 2017, explicando que: "Al finalizar la charla se procederá a una votación de todos los presentes con un voto positivo o negativo, para definir la realización del depósito de residuos de transferencia de nuestro pueblo". Para acceder a la nota hacer clic aquí.

Foto: Silvina Saez
La noticia causó revuelo en las redes sociales y en los medios locales. Para evitar el escándalo, las autoridades postergaron la reunión del 7 al 28 de abril. En ese lapso de tiempo dejaron de lado la frase "depósito de residuos de transferencia" y en su lugar pasaron a hablar de un contenedor. Como niños jugando con plastilina, los funcionarios moldearon su discurso en la medida que generaba conflictos.

Quien toma las decisiones relacionadas con los residuos sólidos urbanos de Calamuchita es el legislador departamental y presidente de la Comunidad Regional Calamuchita, Carlos Alesandri. En una entrevista para la radio Alpina FM, el periodista Emilio Emiliano le preguntó:

- ¿Es cierto que quieren instalar una mini planta para concentrar residuos de esa parte de la región?

Alesandri: "No, eso es una barbaridad. Yo apenas me enteré de que había algunas movidas a través de las redes sociales, hablé con Daniel López (...) Lo que planteó para darle un correcto tratamiento a los residuos era poner un conteiner, no un conteiner, un volquete para que la gente depositara la basura ahí y una o dos veces por semana llevarala a la planta".

Así, la propuesta asentada en la nota de la asociación civil, fue objeto de una metamorfosis. Llegando inclusive a la cancelación de la votación, pensada originalmente para darle una pátina de participación ciudadana al proyecto. "Hubo una especie de anulación espontánea de la votación, viendo que los vecinos alarmados nos terminamos juntando. En total unas doscientas personas más o menos", comentó Mauro Renz al Periódico El Valle.

"No han pedido autorización de nada"
La jefa del Área Residuos Sólidos Urbanos de la Secretaría de Ambiente Provincial, Constanza Mías, aclaró: "A mí me han invitado a escuchar lo que se iba a plantear en esta reunión, y nada más. En la Secretaría de Ambiente no hay ningún trámite iniciado, no han pedido autorización de nada, nadie".

Es importante aclarar que antes de ejecutar cualquier tarea relacionada con el depósito que nos ocupa, se debe presentar el correspondiente Aviso de Proyecto que exige la Ley 10.208, de Política Ambiental Provincial.

La funcionaria sostuvo además que: "Todos somos generadores de residuos y nos tenemos que hacer cargo de los residuos que generamos. Me parece a mí personalmente que por ahí decir yo a mi basura la tengo resuelta porque la llevo a Belgrano o porque la llevo a tal lado, no sé si realmente me estoy haciendo cargo de mi basura".

El discurso de Constanza Mías no requiere de coherencia interna. Para lograr la licencia social del proyecto, utiliza un argumento (cada uno debe hacerse cargo de su basura) que va en contra del tratamiento regional implementado por la Secretaría de Ambiente Provincial.

Reunión en el salón comunitario de Atos Pampa para tratar la instalación de un depósito de residuos de transferencia

- ¿Qué es un depósito de transferencia? le preguntó un vecino de Atos Pampa a Constanza Mías.

Mías: "Un depósito de transferencia es: La gente tira en un contenedor, cuando se llenó el contenedor viene un camión, carga el contenedor lleno y se lo lleva a Cañada Grande".

Al contestar una cosa por otra (le preguntaron por un depósito de transferencia y explicó el funcionamiento de un contenedor), muestra otra característica de su discurso, no es tan importante su contenido, como lo es su función de legitimar técnicamente el manejo de los residuos en Calamuchita.

Tampoco necesita demasiada adecuación a los datos: "Yo antes de entrar pregunté que cantidad de habitantes, hay 250 personas (...) ¿Esa es la cantidad de habitantes que tiene Atos Pampa?", preguntó Constanza Mías.

Para obtener información cierta, corresponde remitirse al expediente de la planta de Cañada Grande, archivado en la Secretaría de Ambiente Provincial. En el Aviso de Proyecto se encuentra una "Evaluación primaria de aptitud" realizada por la empresa SIMA, en cuyas conclusiones señala: "Las distancias a los centros de generación como insalvables" (4).

El correspondiente Estudio de Impacto Ambiental (EsIA) de la planta de Cañada Grande recomienda: "Para minimizar los costos de transporte, se puede plantear en una segunda instancia diseñar un sistema de estaciones de transferencia de residuos satélites a la planta" (5).

"Lo quieren instalar en una naciente de un arroyo"
Ante las quejas de lo vecinos porque se estaba trabajando en el predio, Luis Omar Romero, presidente de la Asociación Civil Pampa del Zorro, intentó bajar los decibeles al debate explicando que: "Se marcó donde nos iban a ceder el terreno". Dejando en evidencia que el lugar de implantación del proyecto fue elegido antes de realizar estudio alguno.

Juan Antonio Herrera, un lugareño, expresó a TV El Sauce: "Estamos preocupados porque nos quieren poner un basural (...) y además lo quieren instalar en un predio donde hay una naciente de un arroyo que va a parar al río Santa Rosa".

El predio en Atos Pampa donde se localizaría el depósito de residuos de transferencia. Foto: La Voz

Al lector sorprendido por lo inapropiado del sitio, le advertimos que en Córdoba tenemos la mala costumbre de instalar vertederos de basura en lugares inundables. Como prueba basta señalar la planta de Taym y la de Cañada Grande.

"Atos Pampa no tiene ningún problema de basura. Tiene algunas necesidades -agua, otras cosas-, pero problema ambiental acá no hay ninguno, no lo inventemos. Si traemos un contenedor lo inventamos" señaló durante la reunión Felipe Villa Abrille, ex secretario de la Asociación Civil Pampa del Zorro. Que se enteró de casualidad que estaban trabajando físicamente en el lugar: "El presidente, el tesorero, casi todos los miembros estaban totalmente de acuerdo, me presionaron prácticamente para que renuncie", había manifestado en una entrevista para la Radio Comunal Los Reartes.

La Asociación Civil Pampa del Zorro fue creada en 2008 para resistir el intento de anexión de Villa General Belgrano (6). Su estatuto indica entre sus objetivos: "Gestionar ante los organismos competentes la prestación de servicios para dar solución a temas inherentes tales como: higiene, salud, transporte, seguridad, la constitución de una comuna o municipio, etc. Plantear ante las autoridades respectivas los diversos problemas comunitarios y sugerir las soluciones al respecto". Por tratarse de una asociación civil es un ente privado que representa los intereses de su socios. No es la única organización de Atos Pampa ni representa a la totalidad de los habitantes del lugar.

Vecinos Autoconvocados de Atos Pampa
Ni el relato de Daniel López ni los dichos de Constanza Mías, parecen mejores explicaciones que suponer que el problema de la basura de Atos Pampa fue creado para lograr la aceptación del depósito por parte de los pobladores del lugar.

El intento de imponer un proyecto sin licencia social trajo como consecuencia el surgimiento del colectivo denominado Vecinos Autoconvocados de Atos Pampa (VAAP), que invitó a todos los interesados a participar de la reunión. Para ver la nota hacer clic aquí.

Su representante legal es José Luis Fruttero, abogado especialista en derecho ambiental, quien explicó que: "Esta es una comunidad ideal para hacer un tratamiento de la basura con separación en origen. Entonces, no solamente solucionamos un problema de la basura de Atos Pampa -porque el volumen de basura no es tan grande, ya están los hábitos instalados-, la Ley privilegia la separación en origen y no cargamos a los basurales de las otras ciudades que están con un problema".

Los vecinos autoconvocados presentaron una nota con 110 firmas. Los puntos centrales planteados fueron el desconocimiento de toda información precisa sobre el proyecto en cuestión, la falta del debido proceso participativo comunitario y del EsIA. Como así también sugirieron suspender todo avance del citado proyecto.

A más de 4 años del comienzo de las operaciones de la planta de Cañada Grande, el único efecto práctico que tiene es transferir el problema de la basura, generando relaciones asimétricas que favorecen algunos lugares en detrimento de otros. Calamuchita ya sacrificó a San Ignacio, y mientras funcione Cañada Grande el filo de la cuchilla continuará pendiendo de un hilo, siendo Atos Pampa la próxima cabeza a guillotinar.


Referencias:
  1. Resolución Nº 110, con fecha 23 de mayo de 2012, del Juzgado Civil de Primera Instancia de los Tribunales de Río Tercero. Expediente 452982- Ortlieb, Marcos Alberto c/ Provincia de Córdoba- Ordinario. 
  2. Uno de los beneficios publicitados de los vertederos regionales fue evitar el contacto entre los animales y la basura. Veamos por ejemplo: Programa Córdoba Limpia, Cuadernillo de Capacitación Gestión Integral de los Residuos Sólidos Urbanos, Ministerio de Agua, Ambiente y Energía, páginas 7 y 8. No obstante, en Cañada Grande nunca se consiguió. En los hechos la planta se ha convertido en un lugar de exterminio de animales, ya sea por abatimiento con armas de fuego, envenenamiento o por contaminación con lixiviados. Es muy recomendable la nota: Franco Sarrachini, Matanza de animales en la Planta de Cañada Grande, 20/02/17, Periódico El Valle. 
  3. Monguillot Julio C., "EsIA Proyecto Planta de Clasificación y Vertedero Controlado de Residuos Sólidos Urbanos en el Departamento Calamuchita, agosto de 2009", página 49. El segundo EsIA fue realizado por el licenciado Henry Blas Leis, donde se modifica el emplazamiento de la obra. 
  4. El 10 de octubre de 2008 la empresa Furgiagro SA presentó a la Secretaría de Ambiente un "Aviso de Proyecto de vertedero controlado" mediante Nota SECA N° 01-582965053-808. En la carátula de la "Evaluación primaria de aptitud" de la empresa SIMA se indica que ha sido realizada por el ingeniero Pablo H. Manzini, consultor ambiental N° 051. 
  5. Ver el enlace del punto 3 página 7. 
  6. Villa General Belgrano ampliará su jurisdicción y podría incorporar hasta Atos Pampa en su ejido, 15/05/2008, La Voz del Interior.

4 comentarios: